Sofás y sillones: ¿de cuero o de tela?

Uno de los muebles más importantes de un hogar es el sofá .

Aquí es donde colapsarás para recuperar rápidamente el aliento después de un largo día de trabajo. Aquí también puedes mantener contentos a los invitados de tu casa en las fiestas. Por lo tanto, al comprar un sofá, asegúrese de que no sólo complemente su mobiliario, sino que también se adapte a su estilo de vida.

Los dos materiales principales a la hora de adquirir muebles para el hogar como un sofá son la tela y el cuero. Si es la primera vez que compras un sofá, puede que te resulte difícil sopesar todos los pros y los contras. Lo simplificaremos desglosando los elementos más importantes:

Un sofá de cuero es la mejor opción si la durabilidad es tu máxima prioridad. Suelen durar más. Si lo cuidas bien, podrás conservarlo incluso durante décadas.

Si decides hacerte con un sofá de tela, los hay modernos , de gran calidad y que están fabricados en microfibra sintética. Son más duraderos que los típicos sofás de tela porque son resistentes a las manchas. Ambos lucen fantásticos, por lo que ambos son buenas opciones.

Primero elige el tono que deseas crear en tu hogar. Disponemos de una gran selección de colores de cuero y madera.

Los sofás de cuero son bastante prácticos porque son fáciles de mantener. Para quitar el polvo, simplemente utilice un plumero o una aspiradora normal. En casos excepcionales, puedes limpiarlo con un paño de microfibra.

En comparación con los sofás de cuero, los sofás de tela requieren un mantenimiento más frecuente. Para mantener su apariencia nueva y fresca, es posible que necesite un limpiador a vapor de mano. Además, si hay manchas, deberás realizar una limpieza puntual.

Cuando se trata de comodidad, un sofá de tela no tiene rival porque es cálido, aterciopelado y suave. Además, los sofás de tela de las tiendas de muebles online parecen resistentes. Incluso después de estar mucho tiempo sentados, mantienen su forma y no se hunden. Un sofá de cuero tiene una base fuerte pero absorbe el calor más rápidamente que un sofá de tela. Durante los meses más cálidos del verano, es posible que en algún momento te encuentres sudando después de estar sentado.

Aunque los sofás de tela son más cómodos, comprar un sofá de piel también tiene sus ventajas. El hecho de que sea hipoalergénico es uno de ellos. Son ideales para hogares con alergias, ya que no acumulan polvo ni otros pelos de mascotas.

Con nosotros podrás descubrir online cualquier tipo de mobiliario para el hogar, incluidos los sofás de piel. Visita nuestra tienda online para ver nuestra selección.

el equipo presidente